Consejos para viajar a Berlín

País: Alemania
Idioma oficial: Alemán
Moneda: Euro €
Huso horario: UTC+01:00, Hora de Europa Central
Población: 3,5 millones (2017)

Berlín es una de las ciudades más cosmopolitas de Europa. En ella conviven personas llegadas desde 180 países diferentes (solo el 25% de los berlineses nacieron y crecieron en la capital alemana).

– Berlín cuenta con dos aeropuertos funcionales: 

El Aeropuerto de Berlín-Tegel (TXL) es el principal acceso vía aérea de Berlín. Se encuentra ubicado a 8 kilómetros al noroeste de la ciudad. El trayecto desde el centro al aeropuerto es de aproximadamente 20 minutos. Irónicamente, no tiene conexión con la red de metro (U-Bahn) o la red de trenes de cercanías (S-Bahn). Cuatro líneas de autobús conectan el aeropuerto con distintos puntos de conexión en Berlín: JetExpressBus TXL, Autobús 109, Autobús 128 y X9 JetExpressBus.

El Aeropuerto de Berlín-Schönefeld (SXF) se encuentra a 20 kilómetros del sureste del centro de la ciudad, en la localidad de Schönefeld. El recorrido desde el centro de Berlín es de aproximadamente 1 hora. Está conectado a la red de trenes suburbanos S-Bahn, lo cual hace más sencilla su conexión con el centro de Berlín. Schönefeld está ubicado en la zona C por lo que deberás adquirir un billete que sea ABC para llegar al centro de Berlín. Las líneas S45 y S9 de la S-Bahn son las que parten de Schönefeld.

– Si tienes pensado estar en Berlín más de 2 días te saldrá más rentable hacerte con una “Berlin Welcome Card”. El precio de 2 días (48h) es sobre 20€ y la de 3 días (72h) alrededor de 30€.

– El sistema de transporte público en Berlín ofrece distintos tipos de billetes en función de la necesidad del viajero, se divide en tres áreas: A, B y C. Cada billete tiene una duración de dos horas y está integrado en toda la red de transporte, U-Bahn, S-Bahn, autobuses y tranvías. Algunos de los billetes principales para utilizar en el sistema de transporte público de Berlín son:

Billete sencillo AB: 2,70 euros.
Billete sencillo BC: 3,00 euros.
Billete sencillo ABC: 3,30 euros.
Billete de 4 viajes AB: 9,00 euros.

No olvides validar tu billete. El sistema de transportes de Berlín no tiene barreras o torniquetes y es muy fácil olvidarse de validar el billete. Las máquinas para validar están a lo largo de cada andén así que si olvidas hacerlo la multa puede ser cuantiosa.

Los autobuses 100 y/o 200 recorren la ciudad, así que puedes disfrutar de un tour completo pagando solo el precio del transporte.

– A pesar de las creencias, Berlín no es una ciudad cara. Yo diría que una cosa estándar como otras ciudades Europeas. Hay muchos puestos callejeros donde comer barato, te puedes alojar en hostales por 10€ y el transporte con la “Berlin Welcome Card” es asequible.

– Alemania es la patria de la cerveza, cada año se consumen 131,7 litros por persona.

– En verano puedes alquilar una bici para recorrer la ciudad.

– El oso es el símbolo de Berlín, hay estatuas coloridas de osos por todas partes.

– Otro de los iconos de Berlín es el Ampelmännchen, la famosa silueta del hombre que aparece en los semáforos de la ciudad.

– Al parecer Berlín tiene más canales y puentes que Venecia, Ámsterdam y Estocolmo. 180 son los kilómetros de canales navegables en toda la ciudad.

– El Muro de Berlín se construyó en una sola noche, la que va del 12 al 13 de agosto de 1961. Al principio era una simple alambrada. si quieres saber donde se levantó el Muro de Berlín, solo tienes que mirar con atención el suelo: su antigua localización está señalada por una doble hilera de adoquines a menudo acompañados por una placa que dice “Berliner Mauer 1961-1989”.

– En muchos lugares encontrarás en venta partes del Muro. No se recomienda comprarlos ya que probablemente sean falsos. Mucho menos coger un trozo del Muro tú mismo, es ilegal.

– Algo que debes hacer es subir a la cúpula del Reichstag, el Parlamento Alemán. Es gratis, pero tienes que solicitar fecha y hora de tu visita aquí.

– Algunos lugares increíbles en los que ver el atardecer, o simplemente contemplar Berlín desde las alturas, son: TV Tower (20€), Columna de la victoria (3€), Parlamento (Reichstag) (gratis pero hay que reservar).

– El bunker donde Hitler (supuestamente) se suicidó… hoy en día es un parking. Si haces algunos de los Free Tour seguramente te expliquen la historia. Si no tenías ni idea de esto pasarás sin notarlo ya que no hay ningún tipo de señalización turística.

– Las discotecas más famosas de Berlín, y de Europa, son algunas como Watergate, Weekend, Farbfernseher y Ritter Butzke.

– Berlín cuenta con más de 100 museos, los mejores se encuentran en la “Isla de Museos”. No te pierdas el Museo de Pergamo.

– Puedes ir los domingos de shopping por Mauerpark, podrás encontrar verdaderos chollos de ropa vintage, arte, comida, entre otros.

– En la estación de metro Alexanderplatz hay muchos sitios para comer en plan puestos baratos y buenos.

– La plaza Gendarmenmarkt, una de las mas bonitas de la ciudad con el edificio central de la plaza es el Konzerthaus; en el lado norte está la Französischer Dom (Catedral Francesa) y en el lado sur la Deutscher Dom.

– En la plaza Gendarmenmarkt, hay un chino (tienda de souvenirs) cerca de la Catedral Francesa donde comprar souvenirs más baratos.

– Muy cerca de Berlín se encuentra el Campo de Concentración Sachsenhausen. Hay dos formas de recorrerlo. Pagando una audioguía por alrededor de 3 euros o contratando un tour que incluye el traslado por un precio alrededor de 20 euros.

– En 1963 John F.Kennedy visitó el Muro de Berlín y pronunció la famosa frase: “Ich bin ein Berliner! ” (Yo soy un berlinés). La anécdota es que la palabra “berlinés” se interpretó como el donut relleno, en vez del ciudadano de Berlín.

Berliner (donut relleno), similar al profiterol, es un dulce tradicional de la repostería de Alemania, que recibe el nombre de Berliner Pfannkuchen.

– Hay muchos inmigrantes turcos, quizás por eso es la ciudad donde más kebabs se comen al día: se calculan que son unas 60 toneladas diarias.

– Otra de las comidas típicas de la ciudad es el currywurst, unas salchichas alemanas acompañadas por una salsa de kétchup y curry.

– La Fernsehtturm, la emblemática Torre de la Televisión de la ciudad, fue construida en el lado soviético durante la separación para demostrar que el comunismo era más fuerte que nunca.

– En la calle del Checkpoint Charly hay una tienda de “todo a 1€” donde también se puede comprar cositas baratas.